Noticias, eventos y consejos

Como conservar la carne en tu nevera

Publicado el 17 Apr 2017
Noticias, eventos y consejos >>

La carne es un alimento muy inestable y perecedero, y para alargar su vida útil debemos conservarla en la nevera en una temperatura de entre -1ºC y 2ºC.

También es importante no establecer contacto con otros alimentos que puedan generar contaminación cruzada ni tampoco mantener envuelta con plástico, ya que aumenta las posibilidades de bacterias.

Cuando la carne está fuera de su periodo de consumo algunos de sus efectos organolépticos son los olores y sabores rancios procedentes de las primeras reacciones químicas a causa de la oxidación de los ácidos grasos (en combinación con la luz). Esta oxidación no es venenosa pero hace que la carne no sea apetecible para el consumidor ya que modifica el color y el olor de la misma. Las grasas no saturadas son las primeras en ponerse rancias, es por esta razón por la que las carnes con un contenido mayor en este tipo de grasas se deben comercializar antes.

Para el congelado de carnes es aconsejable que se realice tan rápido como fuera posible, el congelado lento hace crecer cristales de hielo en las fibras musculares haciendo que se rompa la estructura de la pieza y se modifiquen las propiedades de ternura y textura que poseían anteriormente. La temperatura ideal para el congelado de carnes es -45 °C, la duración de la carne en estas condiciones dependerá de la especie, pero normalmente una carne bien congelada puede durar unos seis meses antes de ser preparada.

Como conservar la carne en la nevera

Conservar la carne en buen estado es muy importante, de lo contrario puede dar origen a bacterias muy perjudiciales para nuestra salud, ya que pueden producir enfermedades graves. Estos consejos te ayudarán a mantener la carne en las condiciones apropiadas para poder llevar a tu mesa platos nutritivos, saludables y con todo su sabor.

- La carne que adquirimos se conserva en la nevera entre 2 o 3 días como máximo.

- Se debe poner la carne en el refrigerador en la zona más oscura y fría posible. - La carne fuera del frío solo dura en buen estado alrededor de 2 horas y luego comienza a generar bacterias dañinas para el consumo humano.

- Si la carne se compra en bandejas envueltas en plástico, es conveniente rasgarlo o romperlo un poco antes de guardarlas en la nevera o mejor aún, desenvolverla y poner en recipientes más apropiados. Lo mejor es eliminar los jugos que pueda tener, antes de llevarla a la nevera.

- La carne molida o picada debe ser consumida lo antes posible y debe ser picada en el momento en que la compramos, no acepte nunca carne picada de antemano. La carne molida se pone en mal estado mucho más rápido que el resto de los cortes.

- Hay que ubicarla en la zona de mayor frío dentro del refrigerador, normalmente las neveras cuentan con un compartimiento diseñado especialmente para guardar la carne.

- Lo mejor es guardar la carne en trozos lo más grandes posibles y cortarla al momento de usarla. Cuanto más cortes tengan, menos será el tiempo que se conserve en buen estado.

- También se conservan en muy buen estado si las envolvemos en papel de aluminio, pero sin ajustarlo demasiado a la carne.

- No conserve en la misma bandeja carne cruda y carne que ya esté cocinada. Siempre hay que hacerlo por separado.

Volver
© copyright 2008 Carne de Cervera | Diseño y desarrollo: QUICK