Noticias, eventos y consejos

El secreto de unos buenos filetes de ternera a la plancha

Publicado el 30 Jun 2015
Noticias, eventos y consejos >>

¿Cuántos días hemos querido preparar una comida sencilla pero a la vez exquisita y hemos pensado en unos buenos filetes de ternera? Pero ojo, porque aunque parezca fácil de preparar si queremos conseguir que nuestra carne sepa realmente bien tendremos que poner atención en una serie de aspectos que hay que tener en cuenta, y que de no respetarlos conseguiremos algo muy distinto a una sabrosa carne a la plancha.

1. Lo primero, cuando vayamos a la carnicería deberemos elegir el corte de la carne apropiado. Muchos podrían pensar que cualquier parte es válida para poner a la plancha pero no es así. Los cortes más recomendables para hacer a la plancha son la babilla, la cadera y la tapa. Son idóneos ya que son cortes magros con poca grasa.

2. Escogida la parte que queremos lo siguiente será especificar el grosor de los filetes. Teniendo en cuenta que una buena carne a la plancha debería estar cocinada en su parte externa y con el punto justo en el centro y que en función del grosor el calor llegará con mayor o menor facilidad al interior de la pieza, si el grosor es muy pequeño acabaremos comiendo un filete pasado y seco. Por ello se considera un grosor aceptable a partir de 0.8mm-1cm para poder tener margen de cocinado por ambos lados y que el interior no se seque en su totalidad.

3. Atemperar la carne sacándola de la nevera un tiempo antes de cocinarla. Así, cuando vayamos a cocinarlo el tiempo que deberemos tenerlo será mucho menor.

4. Secar bien los filetes por ambos lados antes de cocinarlos. Los filetes tienen humedad en el exterior, consecuencia de los líquidos de la carne. Con papel de cocina podemos sacarlo consiguiendo dos cosas: por un lado que los filetes se doren de forma correcta y por otro evitar que la temperatura de la sartén baje por el exceso de humedad y que los filetes se cuezan en lugar de freírlos.

5. No echar la sal a la carne antes de cocinarla, sino después. La sal facilita la salida de jugos, por eso lo más aconsejable es añadirla cuando ya está en el plato. En cuanto al tipo de sal recomendamos la sal en cristales (Maldon y similares).

6. Verter unas gotas de aceite en la sartén y precalentar hasta que humee antes de poner el filete sobre ella. Así conseguiremos que la parte externa se dore con facilidad y el tiempo para cocinarla sea el mínimo necesario.

7. Tendremos la carne cocinándose muy poco tiempo. Como orientación decir que se suelen tener los filetes de un grosor de 1 cm durante aproximadamente 40 segundos por cada lado. El tiempo dependerá mucho del tipo de sartén.

8. Para terminar, lo ideal es servir la carne sobre los platos precalentados. Los filetes a la plancha no alcanzan mucha temperatura en su interior debido al poco tiempo que los tenemos en la sartén, por lo que tardarán poco tiempo en enfriarse. Una buena opción consiste en añadir unas gotas de agua a cada uno de los platos y meterlos apilados en el microondas durante 1 minuto a máxima potencia.

Como veis, no es algo complicado, simplemente una serie de pasos a tener en cuenta a la hora de cocinar la carne a la plancha y que harán que el resultado de vuestros filetes de ternera mejoren considerablemente.

Volver
© copyright 2008 Carne de Cervera | Diseño y desarrollo: QUICK